Un caso de despido “represalia” de un trabajador que reclamó diferencias salariales (17-11-15) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2015 > Octubre - Noviembre - Diciembre
   
Un caso de despido “represalia” de un trabajador que reclamó diferencias salariales.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     

 El caso  
 La empresa demandada comunicó al trabajador su desvinculación sin invocar  causa alguna. Pero, según el tribunal, ello no puede llevar a descartar la  existencia de una discriminación, debido a que no puede pretenderse que quien  la efectúe lo comunique expresamente y no intente encubrir el mismo bajo la  apariencia de un mero acto discrecional incausado.
 El dependiente tenía una antigüedad de seis años en la empresa realizando  tareas como encargado de mantenimiento, habiendo instado con otros compañeros  de labor, un reclamo que le permitiera acceder a una mayor diferencia  salarial respecto del personal subalterno.
 Fue despedido por la empresa el 26 de agosto de 2010, sin expresión de causa,  después de iniciado el trámite de reclamo ante el SECLO, estando acreditado  que la misma supo de la existencia del mismo por haber concurrido a la  primera audiencia en sede administrativa, el 24 de agosto de 2010 (es decir,  dos días antes del despido).
 En este marco, el trabajador se presentó a la justicia, reclamando su  reincorporación porque el despido sin causa había sido discriminatorio por  represalia, con más una indemnización por daño moral.
 Cinco años después, en octubre de 2015, la Cámara Nacional de Apelaciones del  Trabajo resolvió a su favor, ordenando su reinstalación, el pago de una  indemnización por daño moral y los salarios caídos desde el 2010 hasta el  2015, con más sus intereses.
 Despido sin causa que  encubre una represalia
 El tribunal llegó a la conclusión de que la decisión de despedir sin causa al  trabajador encubría en realidad la necesidad de la empresa de desprenderse  del empleado, por haber éste iniciado reclamos salariales ante la instancia  administrativa (“despido represalia”).  
 En consecuencia, con fundamento en lo previsto en la Ley Antidiscriminatoria  23.592 y el Convenio OIT nº 111 aplicable al caso en virtud de la jerarquía  supralegal derivada del art. 75 inc. 22) de la Constitución Nacional, declaró  la nulidad del despido y la reinstalación del actor en su puesto de trabajo,  condenando a la empresa a reincorporar al trabajador dentro del quinto día de  notificada, en el mismo puesto en que se desempeñaba al momento del despido,  bajo apercibimiento en caso de negativa o retraso injustificado, de aplicar  sanciones conminatorias mensuales equivalentes a la remuneración bruta actual  correspondiente a la categoría del trabajador, a pagar mensualmente hasta el  cumplimiento efectivo de la condena impuesta.
 Reparación por daño  moral
 Asimismo, los jueces otorgaron al trabajador discriminado una reparación del  daño moral por haberse configurado un ilícito contractual (concomitante al  despido) que, necesariamente, provoca una agresión de índole moral a la otra  parte.
 Los salarios caídos  desde la fecha del despido hasta la reincorporación
 Además, la empresa fue condenada a pagar al trabajador los salarios caídos  desde la fecha del despido (más de cinco años que duró el pleito) sin  perjuicio de deducir lo abonado entonces, como liquidación final.
 Fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Sala VII, Sentencia  definitiva Nº 48211, 30/10/2015, autos: “Fernández, José Antonio c. Befesa Argentina S.A.”, con voto del juez Néstor Rodríguez Brunengo, y la  adhesión de la juez Estela Milagros Ferreirós.
 
Publicado  en el Actio Reporte del 17 de Noviembre de 2015.
 
(*) Abogado  (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal