Transporte de mercaderías y relación laboral... (13-02-07) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2007 - 2006 - 2005 > 2007 > Enero - Febrero - Marzo
   
Transporte de mercaderías y relación  laboral.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
El  caso.  
 
Roberto y  Sergio Nocito reclamaron a la firma Tibbet & Britten Group Arg. S.A., que  les reconociera la relación laboral que _según ellos- los vinculaba.
 
Tibbet  & Britten rechazó el pedido, por sostener que el trabajo de transporte  prestado por los demandantes fue siempre exclusivamente autónomo e  independiente.
 
La  sentencia.  
 
En el  expediente judicial se acreditó que los señores Roberto Nocito y Sergio  Carlos Nocito se desempeñaron tareas de choferes de carga, descarga y entrega  de mercaderías a favor de la empresa demandada, recibiendo por ello sumas de  dinero mensualmente. También se probó que el camión que utilizaban era de  propiedad del actor Roberto Nocito.
 
El  tribunal consideró que el punto neurálgico de la discusión se encuentra en la  naturaleza que revestía la relación que unía a las partes: mientras los  accionantes afirmaron que se trató de un contrato de trabajo, la empresa  Tibbet & Britten Group Arg. S.A. insistió en que se trató de una locación  de servicios.
 
En tal  sentido, la circunstancia que los actores, en forma personal, prestaran  servicios a favor de la empresa Tibbett & Britten, los cuales estaban  integrados de modo permanente al giro comercial de ésta, quien a cambio  abonaba una retribución e impartía directivas, permitieron al Tribunal  concluir que existió una relación laboral, dado que en el caso no se logró  demostrar que aquélla contara con una organización empresarial propia.
 
Según el  fallo, lo expuesto descalificó la postura de la empresa en cuanto a que se  configuró un contrato de transporte, pues éste supone la existencia de una  empresa (art. 8 inc. 5to Código de Comercio).
 
En cuanto  a la circunstancia que el accionante Roberto Nocito contara con vehículos de  su propiedad para la realización de sus labores, el tribunal consideró que no  bastaba para conceptuarlo como empresario, pues es verosímil concluir que  justamente dicha propiedad posibilitó su acceso al empleo y por otra parte,  la accionada, mediante la incorporación de personal en las condiciones de los  actores, cumplía con la distribución de los productos que comercializaba  Refinerias de Maiz S.A., lo que hacía a su giro empresarial.
 
Asimismo,  el hecho de que los actores emitieran facturas, que el pago del seguro del  camión fuera descontado de la facturación que se le abonaba periódicamente,  etc., tal modalidad no impidió esta conclusión, ya que es sabido que,  habitualmente, dicho proceder constituye una exigencia del dador de trabajo,  que de tal modo pretende _según el fallo- sustraerse a la aplicación de las  normas imperativas del trabajo, disfrazando de autónoma una relación que es  típicamente dependiente.
 
En este  caso concreto, finaliza el fallo, la emisión de facturas no es un indicador  de autonomía; es más bien una frecuente estrategia destinada a vestir con ese  ropaje un indudable vínculo dependiente, que el derecho fulmina eficazmente  con su irrelevancia, en favor de la realidad que subyace a la apariencia.
 
Cámara  Nacional de Trabajo, Sala III, «Nocito Roberto y Sergio Nocito c. Tibett  & Briten Group Argentina S.A." 15 de febrero de 2006, jueces Eiras y  Porta.
 
(*)  Abogado (UBA). Presidente de Actio S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal