Remuneraciones: período y plazo de pago... (18-01-11) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2013 - 2012 - 2011 > 2011 > Enero - Febrero - Marzo
   
Remuneraciones: período y plazo de pago
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
En el Título  IV de la Ley de Contrato de Trabajo sobre la Remuneración del Trabajador, el  artículo 128 se refiere al plazo de pago.
 
«Art. 128. Plazo. El pago se  efectuará una vez vencido el período que corresponda, dentro de los  siguientes plazos máximos: cuatro días hábiles para la remuneración mensual o  quincenal y tres días hábiles para la semanal.»
 
Se ha  definido al plazo de  pago, que es máximo, como el término perentorio que tiene el  empleador para pagar efectivamente a sus dependientes, contado a partir del  vencimiento del período de pago que corresponda a los trabajadores.
 
Los períodos de pago se  consignan en el art. 126 de la ley citada, cuyo texto es el siguiente:
 
«Art. 126. Período de  Pago.  El pago de las remuneraciones deberá realizarse en uno de los siguientes  períodos: a) Al personal mensualizado, al vencimiento de cada mes calendario.  b) Al personal remunerado a jornal o por hora, por semana o por quincena. c)  Al personal remunerado por pieza o medida, cada semana o quincena respecto de  los trabajos concluidos en los referidos períodos, y una semana proporcional  al valor del resto del trabajo realizado, pudiéndose retener como garantía  una cantidad no mayor de la tercera parte de dicha suma.».
 
En cuanto  el período de pago de  las comisiones, la ley 14.546 (estatuto de viajantes), impone  la liquidación mensual de éstas (art. 5°, inc. d). En cuanto a las  remuneraciones accesorias, deben pagarse juntamente con la principal (art.  127, LCT).
 
No  debe confundirse el período de pago con el plazo de pago. El primero se  refiere a la periodicidad que debe cumplimentar el empleador para liquidar la  remuneración de sus trabajadores. En cambio, el plazo de pago es el término  perentorio, máximo e improrrogable que tiene aquél, para que esos salarios ya  devengados sean pagados efectivamente a los trabajadores.
 
Volviendo  al texto del art. 128, la  ley no establece, a los efectos de dicho artículo, qué considera por días  hábiles. En general, la doctrina sostiene (con discrepancias)  que para la actividad privada deben considerarse únicamente los días hábiles  que van de lunes a viernes, e inhábiles los sábados, domingos y feriados. En  cuanto a los días no laborables, si en éstos el empleador resolviera trabajar  se consideran hábiles; en caso contrario se asimilarían a los feriados  nacionales y serían considerados inhábiles.
 
El vencimiento del plazo de pago,  sin que el empleador haya dado cumplimiento a su obligación de satisfacer el  salario, produce la  mora automática (art. 137, LCT: «La mora en el pago de las  remuneraciones se producirá por el solo vencimiento de los plazos señalados  en el art. 128 de esta ley...»), y comienza desde entonces el curso de los  intereses que correspondan.
 
Asimismo,  el trabajador tiene derecho a reclamar el pago intimando a su empleador y  otorgándole un término perentorio de cuarenta y ocho horas para  efectivizarlo, bajo el apercibimiento de considerarse en situación de autodespido.  A su vez, el pago de las remuneraciones fuera del plazo legal es considerado  infracción laboral y penado con multa.
 Nota publicada el 18 de enero de 2011
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal