Práctica desleal: quite de horas extraordinarias. (08-03-06 - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2007 - 2006 - 2005 > 2006 > Enero - Febrero - Marzo
   
Práctica desleal: Quite de horas  extraordinarias.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
Cámara  Nacional del Trabajo, sala IX, "Sicca, Walter Héctor c. Argensur  S.A.", 10 de marzo de 2005, jueces María I. Zapatero de Ruckauf y Alcira  P. I. Pasini.  
 
El caso.
 
Conforme  surge del relato de los hechos efectuado en la demanda, el trabajador  denunció que la empleadora le prohibió la realización de horas  extraordinarias "desde el momento en que fue designado delegado de  personal", lo cual _a su juicio- constituyó una "práctica  desleal".
 
Por dicho trato  discriminatorio, el delegado reclamó que se sancionara a la empresa, y a  su vez, una reparación por daño moral.
 
La  sentencia.  
 
Según el  tribunal, las declaraciones de los testigos en el juicio, resultaron eficaces  para acreditar que existió un trato discriminatorio hacia el  trabajador, exteriorizado en la suspensión arbitraria de la realización de  horas extraordinarias a partir de su designación como delegado de personal.
 
El fallo  rechazó el argumento defensivo de la empresa, respecto a que la dación de  horas extras depende de las necesidades y requerimientos de la empresa, y que  no existe un derecho adquirido del trabajador a realizarlas. Ello en virtud,  que en este caso se demostró que el empleador le negaba al delegado la  oportunidad de realizar horas extras, cuando tal derecho le era otorgado  al resto de los empleados de la empresa.
 
Consecuentemente,  el tribunal consideró configurado en el caso la discriminación  antijurídica invocada, ya que la empleadora actuó con una improcedente  discrecionalidad arbitraria al privar infundadamente al accionante de la  posibilidad de realizar horas extraordinarias cuando se le concedía tal  derecho a los demás trabajadores que se desempeñaban en idéntica categoría y  área, lo cual lleva a presumir que lo hiciera a partir de su carácter de  representante gremial, quedando demostrada, la práctica desleal  prevista en el artículo 53, inciso j) de la ley 23551.
 
En  consecuencia, se condenó a la empresa al pago de una multa por práctica  desleal. Asimismo debió hacerse cargo de un resarcimiento por daño  moral por su conducta discriminatoria, de conformidad con lo dispuesto en  el artículo 1 de la ley 23592, en el que se estableciera que quien  arbitrariamente impida, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno  ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales  reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del  damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su  realización, y a reparar el daño moral y material ocasionado.
 

 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio S.A.
 
 
Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal