Pago de la remuneración: preguntas frecuentes. (2da. y última parte). (23-12-15) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2015 > Octubre - Noviembre - Diciembre
   
Pago de la remuneración: preguntas frecuentes. (2da. y última  parte)
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
4.  ¿Cuáles son las consecuencias de la mora en el pago de la remuneración?
 La mora en el pago del salario se opera de forma automática por el solo  vencimiento de los plazos previstos en la ley. Por su parte, la configuración  de la injuria requiere, además de un incumplimiento de obligaciones  emergentes del contrato de trabajo, que la misma, por su gravedad, no  consienta la prosecución del vínculo. Por ello, la mora en el cumplimiento  del pago del salario, previa intimación fehaciente realizada por el trabajador  afectado, constituye un grave incumplimiento contractual, una injuria de tal  magnitud que resulta suficiente como para lograr la extinción del vínculo con  justa causa. (CNAT Sala II  Expte n° 10225/06 sent. 95967 22/8/08 «Alonso, Laura c/ Star Star Soc de  hecho s/ despido»).
 El no pago en tiempo y forma de los salarios adeudados a la trabajadora es un  incumplimiento intolerable, que constituye una injuria de entidad suficiente  que hace imposible la continuación del contrato de trabajo ya que la remuneración  es la contraprestación fundamental del contrato de trabajo, que debe otorgar  el empleador sin demoras y en el plazo establecido por la ley, máxime el  carácter alimentario que la misma ostenta. (CNAT  Sala IX Expte n° 13098/07 sent. 15381 17/3/09 «Lescano, Graciela c/ Alpi  Asoc. Civil s/ despido». En igual sentido CNAT Sala III Expte n° 11916/04  sent. 87137 27/9/05 «Britos, Graciela c/ Av. San Juan 1811 SRL s/ despido»).  
 La obligación de abonar puntualmente los salarios es una de las fundamentales  en el marco del contrato de trabajo, y la sustracción de ese débito  constituye una falta intolerable. Las hipotéticas dificultades económicas y/o  financieras por las que pudo haber atravesado la empleadora no constituyen  una causal eximente de su obligación de abonar puntualmente los salarios,  porque un contrato de trabajo se estructura sobre la base de considerar  -fundamentalmente- que el trabajador resulta ajeno a las vicisitudes propias  del riesgo empresario. (CNAT  Sala II Expte n° 34207/02 sent. 96132 23/10/08 «Micalizio, María c/  Supermercados 3C SA s/ despido»).
 5. Si un trabajador,  al momento del despido, adeuda dinero a su empleador en concepto de  préstamos: ¿pueden compensarse las sumas? ¿Es admisible la deducción?  
 El art. 131 de la Ley de Contrato de Trabajo dispone categóricamente que no  podrá deducirse, retenerse o compensarse suma alguna que rebaje el monto de  las remuneraciones y esta prohibición es extensiva a las indemnizaciones de  conformidad con lo normado por el art. 149 del mismo ordenamiento. Conviene  recordar que las normas laborales son indisponibles para las partes (conf.  arts. 7, 12 y concordantes de la Ley de Contrato de Trabajo) por lo que  resulta irrelevante para el caso concreto la autorización firmada por la  trabajadora en el sentido de autorizar a su empleadora a descontarle del  sueldo una suma de dinero en varias cuotas mensuales y consecutivas en  concepto de consumos y anticipos, haciendo extensivo dicho descuento del  total del saldo adeudado en caso de renuncia, despido o retiro,  comprometiéndose - de no registrarse el descuento- a abonar la suma faltante  en forma personal en las oficinas de la demandada. (CNAT Sala III Expte n° 360/05 sent. 89823 10/6/08  «Gómez, Nélida c/ Crédito José C. Paz y otro s/despido»).
 6. ¿Es válida la  autorización para cobrar otorgada a un familiar y notificada a la empresa por  telegrama, ante una situación de enfermedad?
 La ubicación del art. 129 de la Ley de Contrato de Trabajo permite deducir  que la finalidad del mismo consiste en asegurar la identidad de la persona  autorizada para percibir haberes en lugar del trabajador imposibilitado, y  tal requisito se cumple por el medio idóneo elegido, que en el caso, fue un  telegrama obrero remitido por el Correo Oficial donde el dependiente  autorizaba a su madre a percibir las sumas adeudadas, consignando sus datos  de identidad. Tal circunstancia no generaba ningún riesgo para la empleadora,  toda vez que la finalidad de la norma citada es tener individualizada  certeramente a quien debe recibir el pago en nombre del trabajador. La  negativa de la empresa de efectuar dicho pago a la persona autorizada, fue  evaluada por la trabajadora como desmedida y carente de buena fe, por lo que  extinguió la relación por falta de pago de haberes, y dicha resolución  resulta justificada. (CNAT  Sala VII Expte n° 23059/06 sent. 41182 19/9/08 «Gadea, Roxana c/ Rossi,  Gabriela s/ despido»).
 7. La falta de pago de  la remuneración por parte de la empresa ¿autoriza al trabajador a la  retención de tareas?
 La deuda salarial existente justifica la retención de tareas por parte del  trabajador y también el pago de los salarios durante aquél período, si la  empresa demandada se negó a cumplir con la deuda, pues las consecuencias de  dicho incumplimiento no pueden perjudicar al dependiente. (CNAT Sala VI Expte n° 13356/07  sent. 61272 31/3/09 «Tocci, Rogelio c/ 1920-3000 SRL y otros s/ despido»).
 
Publicado  en el Actio Reporte del 23 de Diciembre de 2015.
 
(*) Abogado  (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal