Intervención del Ministerio de Trabajo ante incumplimiento... (26-01-11) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2013 - 2012 - 2011 > 2011 > Enero - Febrero - Marzo
   
Intervención del Ministerio de Trabajo ante incumplimientos  laborales de los delegados gremiales
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
El fuero sindical. Trabajadores  comprendidos.
 
La Ley  23.551 de Asociaciones Sindicales otorga una amplia protección a los representantes  gremiales. Estas garantías surgen de los artículos 40, 48, 50  y 52 y se las denomina «fuero  sindical».
 
El art. 48  establece que los trabajadores que, por ocupar cargos electivos en  asociaciones sindicales con personería gremial, dejaran de prestar servicios,  tendrán derecho a gozar de licencia automática sin goce de haberes, a la  reserva del puesto y ser reincorporados al finalizar el ejercicio de sus  funciones, no pudiendo ser despedidos durante el término de un año a partir  de la cesación de sus mandatos, salvo que mediare justa causa de despido.
 
En su  último párrafo, la norma contempla el caso de los representantes sindicales en la empresa que  continúan prestando servicios (delegados del personal y miembros de  comisiones internas que ejercen sus cargos en los lugares de  trabajo) y  establece que "no podrán ser suspendidos, modificadas sus condiciones de  trabajo, ni despedidos durante el tiempo que dure el ejercicio de sus  mandatos y hasta un año más, salvo que mediare justa causa".
 
En cuanto a  los candidatos para  cargos de representación gremial, según el art. 50, «a partir  de su postulación para un cargo de representación sindical, el trabajador no  podrá ser despedido, suspendido sin justa causa, ni modificadas sus  condiciones de trabajo, por el término de seis meses.»
 
Alcances  de la protección. Desafuero.
 
El art. 52  fija los alcances de la protección gremial y la obligación del trámite de desafuero  previo cuando existe causa que justifique el cese de aquélla.  Según el mismo, «los trabajadores amparados por las garantías previstas en  los arts. 40, 48 y 50 de la presente ley, no podrán ser despedidos, suspendidos  ni con relación a ellos podrán modificarse las condiciones de trabajo, si no  mediare resolución  judicial previa que los excluya de la garantía».
 
Intervención  del Ministerio de Trabajo.
 
Distinto  supuesto es el contemplado en el art.  31 del decreto 467/88, reglamentario de la Ley de  Asociaciones Sindicales, que establece un mecanismo para aquellos supuestos  en que, sin llegar al  pedido de desafuero, el empleador -en determinadas  circunstancias- requiere  la intervención de la autoridad de aplicación, ante incumplimientos laborales  de un representante gremial.
 
Según esta  norma «cuando el trabajador amparado por las garantías previstas en los art.  40, 48 ó 50 de la ley realizare  algún acto perjudicial para el funcionamiento eficaz de la empresa, el empleador podrá solicitar al  Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el ejercicio de las  facultades que a éste acuerdan los incs. 2 y 3 del artículo 56 de la ley (1), a cuyo efecto  el Ministerio de  Trabajo y Seguridad Social intimará al órgano de conducción de la asociación  sindical a disponer lo necesario para hacer cesar las conductas  denunciadas
 
El decreto  no especifica cuando debe considerarse que un representante gremial «realiza algún acto perjudicial para  el funcionamiento eficaz de la empresa». En nuestra opinión  deberemos remitirnos a los supuestos de incumplimientos de las obligaciones del trabajador  establecidas en la Ley de Contrato de Trabajo.
 
Es  indudable que la efectividad de este procedimiento depende de la autoridad de  aplicación (Ministerio de Trabajo y Seguridad Social), su celeridad y  eficacia. De todos modos,  resultará un antecedente importante si, ante la reiteración y  gravedad de posteriores incumplimientos laborales, el empleador se viera en  la necesidad de recurrir a la vía judicial, a los efectos de solicitar el desafuero  previo del representante gremial, ya sea para la aplicación de una suspensión  disciplinaria o en el supuesto de despido con justa causa.
 
(1) Según el art. 56 de  la ley 23.551 «el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación  estará facultado para: 2.  Requerir a las asociaciones sindicales que dejen sin efecto  las medidas que importen: a) Violación de las disposiciones legales o  estatutarias; b) Incumplimiento a disposiciones dictadas por la autoridad  competente en el ejercicio de facultades legales. 3. Peticionar en sede  judicial la suspensión o cancelación de una personería gremial o la  intervención de una asociación sindical, en los siguientes supuestos: a)  Incumplimiento de las intimaciones a que se refiere el inc. 2) de este  artículo."
 Nota publicada el 26 de enero de 2011
 
 
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal