Insultar en la calle a un superior jerárquico es justa causa... (30-07-14) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2014 > Julio - Agosto - Septiembre
   
Insultar en la calle a un superior jerárquico es justa causa  de despido
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
La Sala IX  de la Cámara de Apelaciones del Trabajo declaró justificado el despido de un  empleado al que se le comprobó que insultó en la calle a un superior  jerárquico. La sentencia consideró que el hecho de que sus compañeros de  trabajo hayan estado presentes en la discusión agravaba la situación, ya que  resultaba “un mal ejemplo” y perjudicaba “la imagen del superior ante sus  pares y empleados”.
 
Lo  resolvieron los jueces Álvaro E. Balestrini y Roberto C. Pompa en la causa “C.C.F. c/ General Tomás Guido S.A.”  (sentencia del 20-11-2013), quienes encontraron acreditada la conducta que se  le endilgó al dependiente para justificar el despido, principalmente por las  declaraciones de los testigos, sus compañeros de trabajo.
 
Sumado a  ello, los magistrados destacaron “...la  falta de elementos que infieran la posibilidad de justificar la reacción del  despedido para con su superior...”.
 
En el mismo  sentido, el Tribunal dejó en claro que la circunstancia de que el actor “no  solo se haya dirigido de manera agresiva con calificativos y términos  inapropiados hacia su superior jerárquico, sino que luego de realizar su  descargo, haya reiterado sus agresiones al mismo”, resultaba “...un extremo suficiente -en un  marco de razonabilidad, disciplina y buena fe- para considerarlo una injuria  de entidad suficiente para disolver el vínculo...”.
 
Cabe  memorar que, en casos de similares aristas, esta Sala ha sostenido que, para  que se configure el despido en los términos del art. 242 de la L.C.T., la  injuria que justifique la extinción del vínculo contractual debe revestir una  entidad tal que desnaturalice los términos sobre los que se desarrolla la  relación, imposibilitando que ésta prosiga y resultar de una magnitud de  suficiente importancia para desplazar de plano el principio de conservación  del empleo a que hace referencia el art. 10 de la ley de Contrato de Trabajo  y que no consienta, ni aún a título provisorio, la continuidad de la relación  de trabajo.  En este contexto, la circunstancia de que el actor no solo  se haya dirigido de manera agresiva con calificativos y términos inapropiados  hacia su superior jerárquico, sino que luego de realizar su descargo, haya  reiterado sus agresiones al mismo, resulta un extremo suficiente -en un marco  de razonabilidad, disciplina y buena fe- para considerarlo una injuria de  entidad suficiente para disolver el vínculo.
 
Publicado  en el Actio Reporte del 30 de Julio de 2014.
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal