Extinción del contrato de trabajo por obtención del beneficio... (05-04-16) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2016 > Abril - Mayo - Junio
   
Extinción del contrato de trabajo por obtención del beneficio  jubilatorio
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
De acuerdo  con un fallo emitido por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Sala  II (Sentencia Definitiva  Nº 104420, Expediente Nº 25423/2011, en autos  “Barozzi, Roberto José c. Iss Argentina S.A. s/despido”, del 29 de mayo de  2015), al enterarse que el trabajador obtuvo la jubilación, el empleador  puede extinguir el contrato de trabajo aunque no haya intimado al empleado a  gestionar el haber previsional de acuerdo con lo dispuesto por el  artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo.
 Los hechos  
 El trabajador accedió al beneficio de jubilación ordinaria en el mes de  febrero de 2010, mientras el contrato de trabajo se encontraba vigente, y no  notificó a su empleador que había obtenido dicho beneficio.
 La empresa no había efectuado la intimación que prevé el artículo 252 de la  Ley de Contrato de Trabajo.
 Con fecha 28 de diciembre de 2010 la empleadora despidió al trabajador,  invocando como causa la obtención del beneficio previsional.
 El dependiente efectuó un reclamo judicial. En primera instancia, la Juez  consideró que el despido decidido por la empresa no tuvo justa causa y la  condenó al pago de las indemnizaciones derivadas de esa extinción, pero  aplicó la doctrina sentada por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo  en el Plenario “Couto de Cappa”, de manera que sólo computó la antigüedad  generada desde lo que consideró un reingreso tácito.
 La empresa apeló la sentencia, sosteniendo que el despido había tenido justa  causa.
 El fallo  
 Lleva la firma del Juez Miguel Angel Maza, con adhesión de la Juez Graciela  González, y considera que el accionar del empleador fue el correcto.
 Se fundamenta en que, concedido el beneficio jubilatorio, el contrato quedará  extinguido sin obligación para el empleador del pago de indemnización por  antigüedad (artículo 252, párrafo segundo, Ley de Contrato de Trabajo),  tipificando la obtención del beneficio jubilatorio como hecho objetivo  justificante de la finalización del contrato de trabajo, celebrado para durar  hasta tal momento (artículo 92, Ley de Contrato de Trabajo).
 El 2º párrafo del artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo establece  que: “Concedido el  beneficio, o vencido dicho plazo, el contrato de trabajo quedará extinguido  sin obligación para el empleador del pago de la indemnización por antigüedad  que prevén las leyes o estatutos profesionales”. En casos en los  que no medió el emplazamiento que prevé el artículo 252 de la ley citada, la  obtención del beneficio previsional es la circunstancia que determina la  extinción del contrato.
 Así, también  lo resolvió la misma Sala en los autos “Heidel, Arnoldo E.  c/ Carestiva SA” (SD Nº 103.278 del 12/6/2014), donde se señaló que “La  estabilidad se concibe y explica como una garantía de permanencia que llega  hasta el momento en que el trabajador alcanza la condiciones para jubilarse,  llegado este punto tiene una lógica indiscutible plantear que la rescisión  del contrato se pueda disponer sin indemnizaciones que sancionen una  violación de estabilidad que ya no es tal violación, porque ya no hay  estabilidad” (cfr. Luis Ramírez Bosco, Ley de Contrato de Trabajo, Comentada,  anotada y concordada, Director Jorge Rodríguez Mancini, Tomo IV, pág.  535/584).
 Finalmente el Dr. Maza expresó:  “Cabe agregar aquí que la demandada  comunicó al trabajador la extinción de la relación laboral en los términos  del artículo 252, invocando haber tomado conocimiento de aquella  circunstancia y que, como ya dije, el demandante no probó que hubiese hecho  saber a su empleador con anterioridad a tal momento que había obtenido la  jubilación”.
 En este punto, según la sentencia, cabe recordar que la Corte Suprema de  Justicia de la Nación señaló que, en estos casos, es exigible al trabajador  que obre de buena fe y comunique a su empleador que le fue concedido el  beneficio jubilatorio. En efecto, señaló el máximo Tribunal que “…Corresponde  dejar sin efecto la sentencia que hizo lugar al reclamo por despido y omisión  de preaviso si no trató adecuadamente lo atinente a la concesión del  beneficio jubilatorio y a su falta de comunicación por el trabajador a la  empleadora, ni a las consecuencias de la intimación prevista en el art. 252  de la LCT, norma con apoyo en la cual el accionado puso término a la relación  laboral y sobre cuya base sustentó la aplicación del precepto del art. 253  segundo párrafo de dicha ley…” (CSJN “Gomez,  Ricardo c/ consorcio de Propietarios el Edificio O’Higgins 1785” del  8/5/01).”
 En consecuencia, según el  criterio desarrollado en este fallo, cuando el empleador toma conocimiento de  que el empleado obtuvo el beneficio previsional, puede optar por extinguir el  contrato de trabajo sin obligación del pago de la indemnización por  antigüedad, no siendo necesario haber ejercido la facultad que dispone el  mencionado art. 252.
 Ahora bien:esta  interpretación no es compartida por todas las Salas que componen la Cámara  Nacional de Apelaciones del Trabajo. Así, por ejemplo, la Sala VI ha  sostenido una opinión contrapuesta, ya que ha considerado que la relación de  trabajo no se extingue por la obtención de la jubilación, salvo en el  exclusivo supuesto de que la empresa haya intimado previamente al actor en  los términos del artículo 252 de la Ley de Contrato de Trabajo (fallo  “Andueza, Pedro c/Los Cipreses S.A. s/despido”, Cámara Nacional de  Apelaciones del Trabajo, Sala VI, 20 de noviembre de 2014, publicado en Actio  Reporte Nº 3548 del 3 de marzo de 2016).
 El resultado de estas discrepancias jurisprudenciales ante la duda que se  presenta cuando el trabajador, sin informar al empleador,  gestiona y  obtiene la jubilación sin que el empleador lo haya intimado a iniciar los  trámites según lo faculta el art. 252 de la ley citada, redunda en  inseguridad jurídica.
 
Publicado  en el Actio Reporte del 5 de Abril de 2016
 
(*) Abogado  (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal