Extinción anticipada del contrato a plazo fijo. (13-10-10) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2010 - 2009 - 2008 > 2010 > Octubre - Noviembre - Diciembre
   
Extinción anticipada del contrato a plazo fijo.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     

 
 La práctica por parte de las empresas de utilizar para la contratación de  trabajadores la modalidad de "contratos de trabajo a plazo  fijo", lleva a la necesidad de que se conozcan algunos de sus  aspectos jurídicos, a fin de evitar inesperados costos laborales.
 
 Antes de introducirnos en el tema de esta nota, cabe recordar que el artículo  90 de la Ley 20.744 de Contrato de Trabajo exige la concurrencia de dos  requisitos para que la utilización de esta modalidad resulte laboralmente  lícita: 1) que su tiempo de duración se haya fijado en forma expresa y por  escrito, y 2) que las modalidades de las tareas o de la actividad,  razonablemente apreciadas, así lo justifiquen. Si no se cumplimentan ambas  circunstancias, a pesar de lo pactado, el contrato se entenderá celebrado por  tiempo indeterminado.
 
 Hecha esta salvedad, que reduce el ámbito de validez jurídica de la  utilización del contrato a plazo fijo, y recordando -asimismo- que el art. 92  bis de la LCT excluye de la aplicación del período de prueba a los  contratos de trabajo que no sean por tiempo indeterminado (y este es uno de  ellos), vayamos al tema en análisis.
 
 La Ley de Contrato de Trabajo trata, en su artículo 95, el despido del  trabajador antes del vencimiento del plazo del contrato y sus consecuencias  indemnizatorias.
 
 El primer párrafo de esta norma establece que: "En los contratos a  plazo fijo, el despido injustificado dispuesto antes del vencimiento del  plazo, dará derecho al trabajador, además de las indemnizaciones que  correspondan por extinción del contrato en tales condiciones, a la de daños y  perjuicios provenientes del derecho común, la que se fijará en función  directa de los que justifique haber sufrido quien los alegue o los que, a  falta de demostración, fije el juez o el tribunal prudencialmente, por la  sola ruptura anticipada del contrato".
 
 El mismo artículo, en el tercer párrafo, agrega "En los casos del  párrafo primero de este artículo, si el tiempo que faltare para cumplir el  plazo del contrato fuese igual o superior al que corresponda al del preaviso,  el reconocimiento de la indemnización por daño suplirá al que corresponde por  omisión de éste, si el monto reconocido fuese también igual o superior a los  salarios del mismo".
 
 El supuesto previsto por la norma es, entonces, el despido injustificado  del trabajador, antes del vencimiento del plazo de duración pactado del  contrato de trabajo.
 
 Como puede apreciarse, se establece la acumulación de dos tipos de  indemnizaciones: a) la indemnización común por despido, y b) la  indemnización de daños y perjuicios proveniente del derecho común.
 
 a) Indemnizaciones comunes por despido: En primer lugar, el despido  injustificado y anticipado de un contrato a plazo fijo da lugar al pago al  trabajador de la indemnización por despido o por antigüedad (prevista en el  artículo 245 de la Ley de Contrato de Trabajo), si se dan los presupuestos de  hecho contemplados en estas normas en cuanto a la antigüedad del trabajador.  En cuanto a la indemnización sustitutiva del preaviso omitido en los  contratos de trabajo a plazo fijo, la misma está prevista en el párrafo 3°  del art. 95, antes transcripto.
 
 b) Indemnizaciones del derecho común: El artículo establece, además de  las indemnizaciones comunes por despido, "las de daños y perjuicios  provenientes del derecho común". Por "derecho común" debe  entenderse el "derecho civil". Las normas aplicables deben ser las  del Código Civil que regulan las consecuencias del incumplimiento de los  contratos (arts. 511, 519, 520, 521, 522 y concordantes).
 
 Si bien, según la norma en estudio, el daño emergente, el lucro cesante y el  daño moral deberían determinarse en cada caso, la doctrina y la  jurisprudencia han sostenido que la indemnización consistirá en los  salarios dejados de percibir por el trabajador hasta la finalización del  plazo previsto originariamente en el contrato. Pero el juez o tribunal  también podría fijar una suma mayor, si el ex dependiente acreditare un daño  superior originado por la ruptura anticipada.
 
 En este sentido, la Cámara Nacional del Trabajo ha sostenido que "la  indemnización del derecho común que prevé el art. 95 de la Ley de Contrato de  Trabajo debe comprender el perjuicio efectivamente causado o la ganancia de  que se privó al damnificado por el incumplimiento contractual, es decir, no  sólo las remuneraciones pactadas sino también todas las demás prestaciones  que derivarían de haberse agotado normalmente el plazo." (Sala II,  12/9/91). En otra sentencia del mismo tribunal, su sala VI (9/2/95) dictaminó  que "producido un despido ante tempus, sin justa causa, el trabajador  tiene derecho a percibir la indemnización del art. 245 de la Ley de Contrato  de Trabajo y, como indemnización de daños y perjuicios, las remuneraciones  que hubiera percibido hasta el vencimiento del contrato de plazo  cierto."
 
 Finalmente, cabe concluir que es menester que las empresas al contratar  personal a plazo fijo analicen los eventuales costos aquí analizados.
 
 Nota publicada el 13 de Octubre de 2010
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal