Enfermedades y accidentes inculpables... (02-11-16) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2016 > Octubre - Noviembre - Diciembre
         
Enfermedades y accidentes inculpables: Concepto de “Carga de Familia” para la duplicación de la duración de la licencia.
            
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal   González (*)
  
            
El   caso.   
  La empresa adoptó la postura de desconocer la existencia de cargas de familia   invocadas por la trabajadora para duplicar la duración de la licencia por   enfermedad, por considerar que la circunstancia de que aquella hubiera   contraído matrimonio “...no   coloca a su cónyuge de pleno derecho como carga de familia, salvo que   expresamente lo denuncie de esa forma mediante los procedimientos   administrativos establecidos a tal fin...”. Por esa razón, limitó   la licencia paga por enfermedad inculpable a tres meses, mientras que la   reclamante sostuvo que debía extenderse a seis meses.
  El fallo.   
  Según el tribunal, ante la controversia planteada,  es preciso dilucidar   si la circunstancia de que la trabajadora se hallara casada, aun cuando no   hubiera tenido a su cónyuge “a   cargo”, encuadra en el concepto de “carga de familia” al que se refiere el   artículo 208 de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT).
  En tal sentido, el fallo considera que debe entenderse por “cargas de familia” a   “...aquellos familiares amparados por la legislación de asignaciones   familiares y de obras sociales, con la condición de que -a excepción del   cónyuge e hijos- los parientes hayan sido declarados y acreditados   "estar a cargo" del trabajador antes de la iniciación de la   licencia” (conforme Altamira Gigena, Raúl, en Tratado de Derecho del Trabajo,   dirigido por A. Vázquez Vialard, To. IV, Ed. Astrea, pág. 896).
  Como señala el autor citado -cuya postura comparte el tribunal-, el cónyuge y   los hijos -menores de 21 años, art. 9, inc. a) de la Ley 23660- (quienes   conforman el “grupo familiar primario” de acuerdo a la calificación de la ley   mencionada, a cuyos términos estima cabe remitirse), constituyen una “carga   de familia” prescindiendo de que contaren o no con ingresos propios.
  Ello –según los jueces- por   cuanto la circunstancia de que el cónyuge eventualmente trabajase o tuviese   sus propios ingresos no obsta a que se lo considere a los fines previstos en   el artículo 208 de la LCT, puesto que -además de lo expuesto respecto de la   ley de obras sociales- resulta acreedor a potenciales derechos alimentarios,   tal como lo prevé el artículo 98 de la ley de matrimonio civil (en el mismo   sentido, ver CNAT, Sala IV, “Dieguez, Mariano c/Banco Itaú Buen Ayre SA”,   sent. del 18/10/2007).
  En base a este criterio, se desprende que asistía derecho a la trabajadora a   gozar de una licencia paga por enfermedad de seis meses, y no de tres como le   concediera la empresa demandada, por lo cual medió una injuria no menor al privarla   del goce en toda su extensión de la licencia paga con motivo de su enfermedad   inculpable, lo que implicó un grave cercenamiento de su derecho alimentario   por un lapso durante el cual debía gozar de la protección que le otorga el   artículo 208 de la LCT,  lo cual la habilitó a considerarse despedida,   con justa causa.
  
Cámara Nacional de Apelaciones del   Trabajo, Sala I, 12 de julio de 2011, “C., D.F. c. Laboratorios Temis Lostaló   SA s/despido”.  
  
Publicado   en el Actio Reporte del 02 de Noviembre de 2016
  
(*) Abogado   (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
  
Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal