El nuevo Código Civil deroga el régimen laboral...(primera parte) (02-06-15) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2015 > Abril - Mayo - Junio
   
El nuevo Código Civil deroga el régimen laboral de viajantes y  corredores.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
Introducción
 
El nuevo  Código Civil y Comercial de la Nación (Ley 26.994, B.O.08-10-14), en adelante  CCCN, que entrará en vigencia el 1° de agosto de 2015 (Ley 27.077), producirá  efectos en las relaciones laborales, en muchos casos en colisión con los  principios y normas del derecho del trabajo, creando seguramente múltiples e  interminables controversias de interpretación.
 
Si bien en  la relación de los trabajadores con los empleadores se aplican, en primer  lugar, las disposiciones legales propias del derecho del trabajo (las normas  especiales prevalecen sobre las normas generales), las normas civiles y  comerciales igualmente tienen incidencia, aunque sea meramente como fuente  del derecho en las relaciones laborales, influyendo en los reclamos de los  trabajadores.
 
Pero el  objeto de este comentario se trata, nada menos, de una normativa que podría  considerarse como derogatoria del régimen jurídico laboral de viajantes y  corredores de comercio e industria.
 
El  nuevo “Contrato de Agencia” en el Código Civil
 
El nuevo  Código Civil y Comercial crea el "Contrato de Agencia", por medio  del cual una persona llamada “agente”  promueve negocios para otra llamada “empresario”,  a cambio de una "remuneración" que consiste  en una “comisión”  por las operaciones que él promovió.
 
El Art.  1479 expresamente dice que en el Contrato de Agencia "no media relación  laboral alguna", a pesar de que se reconoce que el agente realiza sus  tareas de conformidad con las instrucciones recibidas del empresario (‘por  cuenta de otro’).
 
El Art.  1490 establece que el Agente “no tiene derecho al  reembolso de gastos”, salvo pacto en contrario.
 
Consecuencias
 
Como  consecuencia de esta normativa, podría interpretarse que se elimina la figura  del “Viajante y Corredor”  como un trabajador dependiente, transformándolo en un  empresario independiente y, por lo tanto, carente de la mayor parte de los  derechos laborales reconocidos en el Estatuto del Viajante de Comercio y en  la Ley de Contrato de Trabajo.
 
En este  marco, el "Contrato de Agencia" del nuevo Código Civil, podría  sustituir al viajante de comercio que tiene relación de dependencia, y las  empresas que quieran tomar nuevos corredores, los encuadrarían seguramente en  la modalidad descripta.
 
En estas  hipótesis, tarde o temprano, comenzarán los tribunales a poblarse de  innumerables pleitos en el fuero laboral, donde se discutirá la naturaleza  jurídica de la contratación y si la misma se encuentra o no amparada por las  normativas del derecho del trabajo, ya que el nuevo régimen no deroga, ni  tácita ni expresamente, al estatuto de viajantes y corredores.
 
Cabe prever  que la justicia laboral, mayoritariamente se pronunciará a favor de que sean  respetadas las normas y principios del fuero, en el sentido de que estas  relaciones y contrataciones, de apariencia mercantil, seguirán regidas por el  estatuto especial del Viajante, por principios constitucionales y por  aplicación de la “Primacía de la Realidad”.  
 
Otro  problema  
 
Pero hay  otro problema que también puede originar innumerables conflictos y juicios  laborales: ¿Qué sucederá con los contratos laborales vigentes a la fecha de  entrada en vigencia del nuevo código?
 
Sin duda  alguna que se discutirá si la nueva normativa será o no de aplicación a los  contratos vigentes.
 
En este  aspecto, las controversias interpretativas girarán en torno a los principios  de que “…la ley posterior deroga la ley anterior”,  o si “…la ley especial deroga la ley general”,  o si “…el derecho laboral prevalece sobre el derecho  civil”.
 
Como puede  apreciarse, hay elementos para “años”  de discusión judicial y controversias, a lo que se  agrega que el nuevo código civil no hace excepción expresa de su aplicación a  los conflictos laborales.
 
A eso se le  deben agregar los derechos adquiridos de los trabajadores que, en el caso de  ser dejados de lado por la aplicación de las normas civiles/comerciales,  plantearán sin duda alguna acciones por inconstitucionalidad.
 
Sobre el  particular, el nuevo Código Civil establece en su artículo 7: “Eficacia  temporal. A partir de su entrada en vigencia, las leyes se aplican a las  consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes. Las leyes  no tienen efecto retroactivo, sean o no de orden público, excepto disposición  en contrario. La retroactividad establecida por la ley no puede afectar  derechos amparados por garantías constitucionales. Las nuevas leyes  supletorias no son aplicables a los contratos en curso de ejecución, con  excepción de las normas más favorables al consumidor en las relaciones de  consumo”. El texto es similar al artículo 3 del  actual ordenamiento aún vigente.
 
Las  normas del CCCN comentadas.
 
ARTICULO  1479.-  Definición y forma. Hay contrato de agencia cuando una parte, denominada  agente, se obliga a promover negocios por cuenta de otra denominada  preponente o empresario, de manera estable, continuada e independiente, sin  que medie relación laboral alguna, mediante una retribución. El agente es un  intermediario independiente, no asume el riesgo de las operaciones ni representa  al preponente.
 
ARTICULO  1488.-  Devengamiento de la comisión. El derecho a la comisión surge al momento de la  conclusión del contrato con el tercero y del pago del precio al empresario.  La comisión debe ser liquidada al agente dentro de los veinte días hábiles  contados a partir del pago total o parcial del precio al empresario.-
 
ARTICULO  1489.-  Remuneración sujeta a ejecución del contrato. La cláusula que subordina la  percepción de la remuneración, en todo o en parte, a la ejecución del  contrato, es válida si ha sido expresamente pactada.
 
ARTICULO  1490.-  Gastos. Excepto pacto en contrario, el agente no tiene derecho al reembolso  de gastos que le origine el ejercicio de su actividad.
 
Publicado  en el Actio Reporte del 2 de Junio de 2015.
 
(*) Abogado  (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal