Despido por justa causa: prueba de filmaciones. (27-07-15) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2015 > Julio - Agosto - Septiembre
   
Despido por justa causa: prueba de filmaciones.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
Despido  por justa causa: prueba de filmaciones
 
Comenta  el Dr. Rodolfo Aníbal González
 
El  caso
 
La empresa  despidió a un trabajador por justa causa. Se basó en la entrega de un paquete  a un tercero que contendría mercaderías, no autorizada y por vías no reglamentarias.  Como prueba, acompañó un video que acreditaba el momento de la clandestina  entrega.  
 
El  trabajador desconoció no sólo las imputaciones que le efectuó la empleadora  para despedirlo, sino también el video y la prueba documental que agregó la  empresa para avalar su decisión.
 
La  prueba
 
Todos los  testigos presentados por la empresa manifestaron que  vieron la  filmación que la empresa les exhibió, pero ninguno presenció los hechos que  muestran las imágenes captadas en el video. Por esta razón, según el  tribunal, los testimonios carecieron de idoneidad para demostrar la  autenticidad de las imágenes grabadas en dicho instrumento.
 
Los  magistrados consideraron que esta prueba era importante, pues frente al  desconocimiento del trabajador, estaba a cargo de la empleadora su  demostración debido a que una filmación es una fotografía en movimiento, que  se asimila a un documento y cuya autenticidad debe acreditarse para que  constituya una medida de prueba completa (ver Falcón Enrique “Código Procesal  Civil y Comercial, comentado” T. V p. 176), lo cual no cumplió en este  proceso a través de ningún elemento probatorio.
 
Por lo  tanto, el casette de video aludido por la empresa demandada, según la  sentencia, careció de autenticidad a los fines de la causa. Similar conclusión  se aplicó para las fotografías obtenidas de la filmación, desconocidas  también por el trabajador.
 
Además, el  tribunal consideró que, aún de admitirse que fueran válidas las imágenes que  reproduce la filmación en cuestión, no quedó demostrada la gravedad que  representa para la empresa la circunstancia que el trabajador estuviera  entregando un paquete, sobre el que se desconocía su contenido y la  existencia de algún reglamento interno de la organización que prohibiera toda  entrega o exigiera algún tipo de autorización.
 
En estas  condiciones, el fallo consideró que la empresa no demostró la justa causa que  invocó para fundar su decisión de extinguir el contrato de trabajo que lo  unió al demandante, y la condenó al pago de las indemnizaciones previstas en  los arts. 232, 233 y 245 de la Ley de Contrato de Trabajo.
 
Fallo  comentado: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Sala V, 29 de junio de  2012, “M., G.M. c.  Corporación Río Luján S.A.”.
 
Publicado  en el Actio Reporte del 27 de Julio de 2015.
 
(*) Abogado  (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal