Despido por justa causa: omisión de la substanciación... (11-04-13) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2013 - 2012 - 2011 > 2013 > Abril - Mayo - Junio
   
Despido por justa causa: omisión de la substanciación de  sumario interno.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
La Cámara  Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VI, con fecha 18 de septiembre de  2012, en los autos “F., J. A. v. Serrano, Cristóbal” resolvió que el despido  de un trabajador denunciado por varios clientes de la empresa de faltarles el  respeto y por faltantes de mercadería es desproporcionado y en consecuencia  injustificado, si el empleador no efectuó actuaciones investigativas, o  sumario interno previo a decidir la máxima sanción.
 
Según el  tribunal, es preciso recordar que el empleador cuenta, dentro de las  atribuciones disciplinarias y previas a la sanción máxima como es el despido,  con una serie de medidas de distinto grado a fin de procurar modificar una  conducta irregular en el cumplimiento de las funciones.
 
En cuanto a  la decisión del despido, se señala que la empresa omitió dar vista al  trabajador de algún tipo de actuaciones investigativas; por ejemplo, de las  notas e informes que acompañó a la causa, o sumario interno realizado dentro  del establecimiento, previo a decidir la máxima sanción aplicada.
 
En tal  sentido, los camaristas señalaron que “...resulta una cuestión de buena fe  elemental en el marco contractual general y más aún en el ámbito del derecho  del trabajo que a quien se le imputa un acto violatorio de los deberes a su  cargo tome conocimiento de tal imputación a efectos de que pueda realizar su  descargo, para que previo al decisorio de quien tiene el poder disciplinario  se cuente con todos los elementos que requiere el caso. Todo ello en procura  de la preservación del contrato de trabajo a partir de la posibilidad de  corregir mediante una sanción de distinto grado una conducta irregular del  dependiente...”.
 
"...Es  sabido..." –concluye el fallo- "...que para la corriente  jurisprudencial laboral, la obligación de explicarse ha sido una carga  permanente y pacífica que resulta obligatoria para valorar la injuria que  llevará a la rescisión del contrato. Y ello es estrictamente aplicable a este  caso, pues cuando se invoca una causal de injuria que no está constituida por  un acto único y determinado ocurrido en un momento preciso, sino que se  desarrolla en el tiempo como una conducta reiterada y sostenida, es necesaria  una intimación previa que deje a salvo el principio de buena fe y permita al  dependiente cualquiera sea su jerarquía, modificar su conducta o explicar la  misma...".
 
Suscribieron  el fallo la doctora Graciela L. Craig y el doctor Juan Carlos Fernández  Madrid.
 
Publicado  en el Actio Reporte del 11 de Abril de 2013.
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal