Despido discriminatorio por motivos de salud: reclamo... (08-11-10) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2010 - 2009 - 2008 > 2010 > Octubre - Noviembre - Diciembre
   
Despido discriminatorio por motivos de salud: reclamo de  indemnización por daño moral.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     

 
 En el caso, el actor es un trabajador que padecía una enfermedad congénita  (hidrocefalia), no detectada en el examen médico preocupacional, pero que  durante el desarrollo del vínculo laboral le provocó dos operaciones  neuroquirúrgicas: una en 2001 -en la que se le colocó una válvula de  derivación ventrículo atrial- y otra en abril de 2005.
 
 Después de cumplir con el reposo laboral indicado, se reincorporó con tareas  livianas, hasta que el 6 de enero de 2006 fue dado de alta en forma  definitiva con autorización para reintegrarse a sus tareas habituales. A  partir de entonces volvió a cumplir sus funciones habituales de repositor  hasta el 28 de abril de 2006, día en que la empresa demandada le notificó que  rescindía el contrato a partir de esa fecha "por reestructuración del  área".
 
 Así las cosas, el trabajador inició una demanda judicial, sosteniendo que fue  despedido a raíz de la enfermedad que padeció (hidrocefalia) y reclamó el  pago de indemnizaciones por "daño moral".
 
 Según el tribunal, en su contestación a la demanda, la empresa no intentó  siquiera esbozar una mínima explicación de los alcances y razones de la  supuesta reestructuración y de los motivos concretos por los que decidió  despedir al trabajador.
 
 En suma: la demandada no efectuó ninguna reestructuración en el sector (como  adujo en el telegrama de despido), ni despidió a ningún otro repositor, y  tampoco intentó siquiera explicar (y menos aun demostrar) las razones por las  que prescindió de un trabajador experimentado, no conflictivo, de desempeño  normal, con buen comportamiento y predisposición para el trabajo.
 
 En consecuencia, el tribunal aceptó el reclamo de indemnización por daño  moral, pues el acto discriminatorio configura un ílicito contractual  (concomitante al despido) que, necesariamente, provoca una lesión de índole  espiritual a la otra parte y cuyas consecuencias no se encuentran  contempladas en los límites de la tarifa legal del despido (art. 245 de la  Ley de Contrato de Trabajo). La reparación se fijó en la suma de $ 15000.
 
 Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Sala IV, “C., E. R. c/ La Salteña  S.A. s/ daño moral”,  17 de agosto de 2010.
 
 Nota publicada el 8 de noviembre de 2010
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 
Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal