Delegados: Elección de delegados sindicales (segunda parte)... (08-07-15) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2015 > Julio - Agosto - Septiembre
   
Delegados: Elección de delegados sindicales (segunda parte).
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
19.  Contenido de la comunicación al empleador de la designación de los  representantes gremiales
 
20.  Omisión de denunciar el período de duración de la función sindical
 
21.  Duración del mandato de los delegados. Reelección
 
22.  Impugnación de los actos del proceso electoral. Procedimiento. Instancia  asociacional, administrativa y judicial
 
23.  Impugnación ante la autoridad electoral de la organización sindical. Vía  asociacional. Agotamiento previo
 
24.  Instancia administrativa laboral. Supuestos
 
25.  Facultades de la autoridad administrativa. Suspensión del proceso electoral o  de la puesta en posesión de los cargos
 
26.  Impugnaciones a decisiones de la Junta Electoral. Competencia del Ministerio  de Trabajo y Seguridad Social. Jurisprudencia
 
27.  Instancia judicial
 
28.  Impugnaciones de los actos eleccionarios. Casos. Jurisprudencia
 
29.  Plazo para formular impugnaciones al acto eleccionario. Jurisprudencia
 
30.  Efectos de la declaración de nulidad del acto eleccionario. Mantenimiento de  la estabilidad. Jurisprudencia
 
31.  Cuestionamiento a candidatos. Falta de legitimación del empleador.
 
Jurisprudencia
 
Abreviaturas:L.:  Ley nro. 23551. D.R. Decreto Reglamentario nro. 467/88. J: Jurisprudencia.
 
19.  Contenido de la comunicación al empleador de la designación de los representantes  gremiales
 
Son  exigibles por el empleador, destinatario de la comunicación, todas las  aclaraciones necesarias para conocer el cargo que invoca el representante  gremial y la fecha de iniciación y finalización de su mandato. Ello resulta  indispensable, dada la trascendencia de esta información a los efectos de la  vigencia de las garantías gremiales de estabilidad impuestas por la ley  sindical.
 
20.  Omisión de denunciar el período de duración de la función sindical
 
(J) La  omisión de denunciar el período de duración de la función sindical no afecta  a la eficacia de la estabilidad gremial, si el empleador permitió y admitió  el ejercicio pacífico del cargo sindical desempeñado por el trabajador hasta  que dispuso la cesantía del citado delegado pretendiendo, recién ante el  reclamo judicial de aquél, eludir su responsabilidad legal arguyendo que la  designación se encontraba viciada por la falta de mención, en la notificación  cursada por la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, del  plazo del mandato del actor. (Suprema Corte de Buenos Aires, 26/8/86, "Cardozo, Argentino R. c.  S.B.E.S.A. y otros").
 
(J)  Constituye requisito para reconocerles estabilidad gremial a los trabajadores  comprendidos en los arts. 40 y 41 de la ley 14.455, que la notificación de su  designación dirigida al empleador, consigne expresamente la duración del  mandato (Cámara Nacional de Apelaciones de Trabajo, en pleno, acuerdo 105,  noviembre 18-966. —“  Morton, Domingo H. y otros c. CEOPE Cía. Gral. de Obras Públicas S. A.”).
 
21.  Duración del mandato de los delegados. Reelección
 
El mandato  de los delegados no puede exceder de dos años (L. art. 42).
 
El decreto  reglamentario, establece que si nada establecen los estatutos, los  representantes del personal son designados por un término de dos años y  pueden ser reelectos (R. art. 25).
 
La  reelección –si no se encuentra limitada en los estatutos sindicales-, puede  ser por tiempo indefinido.
 
22.  Impugnación de los actos del proceso electoral. Procedimiento. Instancia  asociacional, administrativa y judicial
 
Las  anomalías de los actos del proceso electoral pueden dar lugar al derecho de  impugnarlo.
 
La ley no  contiene normas expresas sobre el procedimiento a seguir para la impugnación,  por lo que cabe aplicar otras disposiciones contenidas en la misma y  referidas a la elección de otros cargos sindicales.
 
23.  Impugnación ante la autoridad electoral de la organización sindical. Vía  asociacional. Agotamiento previo.
 
Sin  perjuicio de lo que pudieran disponer los estatutos, entendemos que la  impugnación de actos del proceso electoral, debe formularse, en principio,  ante la autoridad electoral de la organización sindical; ésta deberá  expedirse, como modo de agotamiento previo de esta vía, denominada  “asociacional”.
 
En tal  sentido, el art. 60 de la ley 23.551 al referirse a "los  diferendos" en general, que puedan plantearse entre los afiliados a una  asociación sindical de trabajadores y ésta, remite a lo dispuesto en el art.  59 para el caso de encuadramiento sindical.
 
Asimismo,  el art. 15 del decreto reglamentario 467/88 (anteúltimo párrafo), impone el  agotamiento de los medios internos asociacionales, con carácter previo a los  reclamos administrativos y judiciales.
 
24.  Instancia administrativa laboral. Supuestos
 
Si la  autoridad electoral de la asociación sindical ante quien se formuló la  impugnación, omite pronunciarse en un plazo prudencial o su decisión fuera  cuestionada, el reclamo puede efectuarse ante la autoridad administrativa  laboral (R. art. 15).
 
25.  Facultades de la autoridad administrativa. Suspensión del proceso electoral o  de la puesta en posesión de los cargos
 
Una vez  presentado el cuestionamiento ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad  Social de la Nación, si se "advirtiera la verosimilitud de la  impugnación y la posibilidad de frustración de derechos" aquél puede  "suspender el proceso electoral o la puesta en posesión de los cargos de  las nuevas autoridades", "hasta que se resuelva definitivamente la  impugnación" (R. art. 15).
 
En  consecuencia, la autoridad administrativa tiene dos facultades: una de  carácter precautorio (la suspensión) y otra de carácter jurisdiccional  (decidir acerca de la impugnación).
 
26.  Impugnaciones a decisiones de la Junta Electoral. Competencia del Ministerio  de Trabajo y Seguridad Social. Jurisprudencia
 
(J) La  decisión del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social respecto de una  elección sindical, constituye un acto administrativo para cuyo dictado tiene  competencia de acuerdo con las facultades que le confieren la ley 23.551 y  decreto 467/88, lo que no viola -de por sí- los principios de libertad  sindical y de democracia interna de las asociaciones gremiales. (Corte  Suprema de Justicia de la Nación, 10/4/90, "Juárez,  Rubén F. Y otro c. Ministerio de Trabajo y Seguridad Social").
 
(J) La  autoridad de aplicación tiene la facultad de intervenir en los procesos  electorales o, inclusive, de suspender convocatorias a congresos o asambleas,  sin que ello implique una limitación de la autonomía sindical sino el control  del cumplimiento de las normas que garantizan la libertad sindical en su  sentido intraasociacional y en su relación con los trabajadores que integran  las asociaciones sindicales. (Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo,  sala X, junio 27-2000; “Federación  Nacional de Docentes Universitarios c. Ministerio de Trabajo”).
 
27.  Instancia judicial
 
Si media  pronunciamiento de la autoridad administrativa, la resolución recaída puede  ser directamente recurrible ante la Cámara Nacional de Apelaciones del  Trabajo (L. arts. 59 y 60).
 
28.  Impugnaciones de los actos eleccionarios. Casos. Jurisprudencia
 
(J)  Realizada la designación como delegado gremial y comunicada al principal,  debe presumirse que se han observado y cumplido las formalidades legales a  tales efectos, mientras no se verifique lo contrario mediante las  impugnaciones que oportunamente el empleador debió formular ante la autoridad  administrativa competente, o bien como consecuencia de las facultades de  contralor propias del Ministerio de Trabajo como organismo de aplicación.  (Suprema Corte de Buenos Aires, noviembre 30-1993).
 
(J) Si la  demandada no efectuó objeción alguna a la postulación del trabajador como  delegado gremial, cabe considerar que la nominación fue efectuada de acuerdo  a la normativa que contempla la ley 23551. (Tribunal de Trabajo Nº 3, Lomas  de Zamora, octubre 23-995, "Alzegui,  Agustín F. c. Alvarez y Patiño S.A.").
 
29.  Plazo para formular impugnaciones al acto eleccionario. Jurisprudencia
 
(J) La  impugnación de la validez de una elección del delegado gremial, no puede ser  introducida en cualquier momento por los empleadores, ni menos articulada  sólo con motivo del reclamo judicial por violación de la estabilidad gremial,  sino que debe ser oportuna, es decir inmediata a la comunicación de la  noticia respectiva, de manera de permitir la corrección del acto viciado.  (Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala II, 14/6/90; "Pérez, Jorge Roberto c.  Transportes Panamericano S.A.").
 
(J) Si la  elección de delegado gremial se realizó en el establecimiento y no fue  oportunamente impugnada por la patronal, no cabe admitir el cuestionamiento  posterior por parte de la empresa. (Cámara Nacional de Apelaciones del  Trabajo, Sala V, 5/6/86, "González,  Buenaventura c. Negro El Once S.A.").
 
(J)  Acreditada la designación del trabajador para un cargo gremial y la  comunicación al empleador, la oposición a la validez de su elección debe ser  inmediata a la notificación del resultado del acto comicial, por lo que es  tardía la impugnación formulada en el responde del juicio iniciado por el  trabajador afectado en reclamo del pago de la indemnización que le  corresponde por transgresión de la estabilidad sindical (Suprema Corte de  Buenos Aires, marzo 16-993, “Schvedt,  Tomás E. c. Tecnomecánica Darregueira S. A.”).
 
(J)  Efectuado un acto eleccionario por una asociación sindical con personería  gremial, la validez y vigencia del mandato de los electos se formalizan  producida la fehaciente notificación al empleador interesado, quien en esa  oportunidad puede formular las objeciones que a su juicio resultaren  invalidantes de aquel acto y sus consecuencias. (Suprema Corte de Buenos  Aires, octubre 24-978, “Van  de Couter, Francisco c. Avícola San Roque, S. A.”).
 
(J) Si la  empleadora no acreditó haber formulado una impugnación contemporánea a la elección  de representantes gremiales, es improcedente su pretensión de cuestionar la  misma al reclamar el trabajador la indemnización por estabilidad gremial.  (Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala II, noviembre 16-989, “Hernández, Ambrosio R. c. Tea,  S.A.”).
 
(J) La  impugnación a la designación de un determinado representante gremial debe ser  efectuada de manera más o menos contemporánea con la notificación, dado que,  de lo contrario, decae la facultad del empleador, quien ya no podrá argüir  las supuestas falencias de las que adolecía la designación. (Cámara Nacional  de Apelaciones del Trabajo, sala X, julio 31-2000, “Lires, Jorge O. c. Papelera Sur  S.C.A.”).
 
30.  Efectos de la declaración de nulidad del acto eleccionario. Mantenimiento de  la estabilidad. Jurisprudencia
 
(J) Como  acto anulable, el acto eleccionario es válido hasta su anulación y  corresponde tenerlo por inválido a partir de la decisión jurisdiccional que  así lo declaró, y por ello, el efecto de la sentencia que declaró la nulidad  es sólo el cese del mandato que ejercitó la actora como secretaria general,  quien se halla protegida por un año a partir de la declaración de nulidad que  lleva a la extinción de su mandato (art. 1046 del Código Civil). (Cámara  Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VII, 20/6/91, "Lister, Carolina Ana c.  Sanatorio Humboldt S.A.").
 
(J) Si la  accionante se desempeñó efectivamente como secretaria general de la entidad  gremial por un lapso prolongado y cesó en el mandato como consecuencia de la  anulación del acto eleccionario y la intervención del sindicato, corresponde  considerarla dentro de las normas de estabilidad previstas en los artículos  48, 52 y concordantes de la ley 23.551. (Cámara Nacional de Apelaciones del  Trabajo, sala VII, 20/6/91; "Lister,  Carolina Ana c. Sanatorio Humboldt S.A.").
 
(J) El  deber del patrono de mantener el contrato de trabajo y cumplir con la  obligación de ocupación, una vez extinguida la licencia por motivo gremial,  subsiste aunque el acto eleccionario del que surgió el cargo del actor, haya  sido anulado en sede judicial. La caducidad de su mandato gremial y del  ejercicio de sus funciones no son invocables como justificación de la  negativa a cumplir con la obligación de mantener la relación individual de  trabajo por un lapso no inferior a un año después de aquella cesación en sus  funciones. (Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala V, 22/8/91; "Fernández, Ricardo c. Clínica  Nabara S.A.").
 
(J) Si la  empleadora despidió a la trabajadora, delegada gremial, dentro del año  posterior a la declaración de nulidad del acto eleccionario, ésta no perdió  la protección legal de su cargo. El sentido protectorio de la estabilidad  sindical establecido por la ley 23551, se proyecta más allá del ejercicio  efectivo de los cargos puesto que son protegidos también los postulantes  (art. 50) y por un año, cualquiera sea la causa por la que han cesado en sus  mandatos, inclusive por renuncia, revocación, etc. (Cámara Nacional de  Apelaciones del Trabajo, sala IV, 11/3/94).
 
31.  Cuestionamiento a candidatos. Falta de legitimación del empleador.  Jurisprudencia
 
(J)  El empleador carece de legitimación para cuestionar la designación de  candidatos a representantes gremiales con fundamento en que carecerían de  apoyo del personal pues de lo contrario se admitiría su injerencia en  problemas que hacen a la interna sindical. (Cámara Nacional de Apelaciones  del Trabajo, sala V, 15/6/93; “Pérez  Castro, Manuel J. c. Autopistas Urbanas S.A.”).
 
(J) No es  atendible el planteo de la empleadora tendiente a demostrar que se habría  aplicado abusivamente la figura del art. 50 de la ley 23.551 por parte de la  dirigencia sindical para tutelar la situación de un candidato no apoyado por  el personal para una elección que, en definitiva, no se realizó, pues lo  contrario implicaría aceptar que el empleador se apoyase en problemas que  hacen a la interna gremial. (Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala  V, 15/6/93, “Pérez Castro,  Manuel J. c/ Autopistas Urbanas S.A.”).
 
(J) El  empleador carece de legitimación para entrometerse en la designación de las  autoridades sindicales y objetarla, en función de una supuesta falta de  requisitos legales, convencionales o estatutarios, dado que ello  constituiría, lisa y llanamente, una práctica desleal según el art. 53, inc.  b), ley 23.551. - (Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala X, julio  31-2000, “Lires, Jorge O.  c. Papelera Sur S.C.A.”).
 
Publicado  en el Actio Reporte del 8 de Julio de 2015.
 
(*) Abogado  (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal