Daño moral: circunstancias que lo originan y que crean el deber... (05-02-15) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2015 > Enero - Febrero - Marzo
   
Daño moral: circunstancias que lo originan y que crean el  deber de repararlo.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
La Cámara  Nacional de Apelaciones del Trabajo, Sala 2, en autos "Ledesma, Alberto A. v. Adecco  Recursos Humanos Argentina SA", con fecha 24 de febrero de  2011, determinó que sólo cuando la actitud patronal que provoca el despido  está acompañada de otros componentes dirigidos a afectar la dignidad o a  menoscabar las cualidades morales de la otra parte (por ejemplo, imputaciones  delictuales manifiestamente falsas, difamación o difusión en boletines  internos de la empresa o en medios periodísticos de supuestos incumplimientos  del trabajador), o incluso cuando está acompañada de ciertas agresiones  verbales y/o físicas, el daño que provocan tales actos deriva de un ilícito  (extracontractual) que no se encuentra contemplado en los límites de la  tarifa y que debe ser resarcido sobre la base del derecho común.
 
El fallo,  basado en el voto del camarista Miguel Ángel Pirolo, desestimó las  indemnizaciones reclamadas en la demanda por “daño moral” y por “acoso  laboral”, porque el trabajador no demostró que el empleador hubiera incurrido  en un ilícito “extracontractual” que justifique una reparación extratarifaria  del daño moral que dijo haber padecido.
 
Fundamentó  su decisión en base a que el empleador cuenta con la facultad de despedir sin  causa al trabajador y no parece discutible que el sistema de estabilidad  relativa impropia que rige en nuestro derecho acuerda eficacia al acto  extintivo, a pesar de su ilicitud.
 
Tampoco  cabe duda –según el tribunal- que la reparación de todos los daños y  perjuicios que ocasiona el acto ilícito –que supone la ruptura inmotivada de  la relación-, se encuentra contemplada en el sistema tarifado mediante el  cual se resarcen las consecuencias que normalmente derivan del distracto.  Pero sólo cuando la actitud patronal que provoca el despido –sea directo o  indirecto-, más allá de su eficacia para extinguir la relación, está  acompañada de otros componentes dirigidos a afectar la dignidad o a  menoscabar las cualidades morales de la otra parte; o cuando está acompañada  de agresiones verbales y/o físicas el daño que provocan tales actos deriva de  un ilícito (extracontractual) que no se encuentra contemplado en los límites  de la tarifa y que debe ser resarcido en base al derecho común (arg. arts.  1.078 y 1.109 Código Civil.
 
Publicado  en el Actio Reporte del 5 de Febrero de 2015.
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal