Aviso de enfermedad o accidente. (16-09-14) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2016 -2015 - 2014 > 2014 > Julio - Agosto - Septiembre
   
Aviso de enfermedad o accidente.
     
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal  González (*)
 
     
La Ley  20.744 de Contrato de Trabajo, en el capítulo sobre "accidentes y enfermedades  inculpables", dedica el artículo 209 a la normativa sobre el  "aviso al empleador". Según su texto, "...El trabajador, salvo caso de fuerza mayor,  deberá dar aviso de la enfermedad o accidente y del lugar en que se encuentra,  en el transcurso de la primera jornada de trabajo respecto de la cual  estuviere imposibilitado de concurrir por alguna de esas causas. Mientras no  lo haga, perderá el derecho a percibir la remuneración correspondiente salvo  que la existencia de la enfermedad o accidente, teniendo en consideración su  carácter y gravedad, resulte luego inequívocamente acreditada...".
 
Se trata de  un manifestación del deber de buena fe y fidelidad del trabajador hacia su  empleador, que posibilita a éste el ejercicio de su facultad de controlar y  verificar la existencia de la enfermedad o del accidente y de la incapacidad  laborativa que éstos generan, conforme lo establece el art. 210 de la ley  citada.
 
Como puede  apreciarse, la ley no exige una forma determinada de transmitir el aviso, que  podrá realizarse por medios escritos o verbalmente. En tal sentido, el  empleador puede reglamentar internamente los requisitos que el trabajador  debe cumplimentar.
 
Si el  dependiente omite mencionar donde se encuentra, cabe entender que permanece  en su domicilio. Si el empleador no puede realizar el control de la dolencia  por no hallarse el dependiente en su domicilio o por haberse mudado, el  trabajador pierde -en principio- el derecho a percibir la remuneración por  ese día. Decimos en principio, ya que -como lo establece la norma en  análisis-, resultaría justificado no haber dado aviso cuando la omisión  resulta de una imposibilidad física y siempre que la enfermedad o accidente,  teniendo en consideración su carácter y gravedad, resulte luego  inequívocamente acreditada (ejemplo: una intervención quirúrgica de  urgencia).
 
Publicado  en el Actio Reporte del 16 de Septiembre de 2014.
 
 (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
 
 

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal