Asistencia, puntualidad y dedicación adecuada (04-01-11) - ACTIO WEB

ASESORAMIENTO JURIDICO LABORAL
Vaya al Contenido

Menu Principal:

NOTAS > 2013 - 2012 - 2011 > 2011 > Enero - Febrero - Marzo
         
Asistencia, puntualidad y dedicación adecuada
            
Escribe el Dr. Rodolfo Aníbal   González (*)
  
            
El artículo 84 de la Ley   de Contrato de Trabajo establece, en el Capítulo VII sobre los derechos y   obligaciones de las partes, el deber de diligencia y colaboración por parte   del trabajador hacia la empresa en la cual se desempeña. La citada norma   expresa: "El   trabajador debe prestar el servicio con puntualidad, asistencia regular y   dedicación adecuada a las características de su empleo y a los medios   instrumentales que se le provean." Son obligaciones   esenciales, ya que se relacionan con el modo en que se desarrolla y presta el   trabajo.
  
Como puede   apreciarse, surgen tres obligaciones concretas:
  
a)   Puntualidad;   
  
b)   Asistencia regular;
  
c)   Dedicación adecuada.
  
En cuanto a   la puntualidad,   esta obligación se refiere no sólo al horario diario de trabajo, sino a todos   los aspectos en que el tiempo y la oportunidad de la ejecución de las tareas   tiene efectos sobre su resultado (concurrencia a reuniones, coordinación de   su labor con los demás dependientes, etc.).
  
Sobre la asistencia, cabe   consignar que el trabajador debe asistir regularmente a su empleo; sus   inasistencias deben estar justificadas por la ley, por las normas del   convenio colectivo o por autorización de su empleador.
  
El   incumplimiento de esta obligación constituye un acto laboralmente ilícito del   trabajador y puede ser causa de sanciones disciplinarias tales como   suspensiones, y -en caso de reiteración-, despido por justa causa. Así lo ha   considerado la Cámara Nacional del Trabajo (Sala I, 16/11/1998): "Las faltas reiteradas e   injustificadas durante la relación laboral demuestran falta de contracción a   las tareas y son causal de despido, ya que constituyen actos de inconducta y   traen como consecuencia el relajamiento de la disciplina, especialmente si ya   han sido objeto de prevenciones, amonestaciones o sanciones disciplinarias.   Así, una última ausencia injustificada pone en evidencia la ineficacia de   toda medida disciplinaria y no es un hecho que pueda considerarse aislado,   sino la culminación de un proceso moral lesivo a los intereses de la   patronal."
  
La dedicación adecuada   importa una actitud de colaboración en el trabajador hacia la empresa. Esta   actitud de diligencia, que se vincula con el deber de buena fe contemplado en   el art. 63 de la Ley de Contrato de Trabajo, es el comportamiento que permite   al empleador la obtención de la utilización que tuvo en vista al contratar al   dependiente. En tal sentido, la Cámara Nacional del Trabajo (Sala VIII,   30/8/96), al referirse a la atención y dedicación, sostuvo que "Actuar diligentemente equivale   a prestar el trabajo con el interés que suele ponerse en los asuntos propios,   poniendo toda la atención, preocupación y dedicación adecuada a la tarea a   realizar."
  Nota publicada el 4 de enero de 2011
  
  
  
  (*) Abogado (UBA). Presidente de Actio Consultores Jurídicos S.A.
  
  

Lavalle 648 - Piso 2 (1047)
Buenos Aires - República Argentina

(54-11) 4322-3071/3120/5654/
6188 /6335/6348/8655
                                       
Regreso al contenido | Regreso al menu principal